Lo último

Protección solar: ¿Por qué impulsar el crecimiento del mercado?

El calentamiento global está provocando que las condiciones climáticas se vuelvan cada vez más extremas. La comunidad científica advierte que el cambio climático trastornará los patrones de nubosidad en el planeta, con una disminución notable en regiones situadas en latitudes medias y bajas.

La reducción de nubosidad genera cielos despejados, lo que a su vez provoca un aumento en los niveles de radiación solar que llegan a la superficie de la tierra, especialmente en aquellas regiones cercanas al trópico. Por eso no es casual que Perú, Ecuador y Bolivia presenten las condiciones más altas de radiación ultravioleta en el mundo.

Aunque México no se halla entre los cinco países con mayor radiación ultravioleta, sí figura entre los diez primeros. Se calcula que en el país viven unas 40 millones de personas en zonas donde la radiación ultravioleta va de “alta” a “extremadamente alta”, según el Índice UV.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los altos niveles de radiación ultravioleta están asociados a quemaduras, cataratas, alteraciones en el sistema inmunológico, envejecimiento prematuro, pero sobre todo, a la creciente incidencia de cáncer de piel.

Según estimaciones de la Organización, cada año se producen en el mundo entre dos y tres millones de casos de cáncer de piel no melánico, y alrededor de 132,000 casos de cáncer de piel melánico. También prevé que de no afianzar una cultura de la prevención, en los próximos 15 años el cáncer de piel podría crecer a una tasa anual de 3%.

Debido a este grave problema de salud pública, la OMS –con el apoyo de entidades gubernamentales y sector industrial– ha emprendido diversas acciones para crear conciencia entre la población global. En 2003, por ejemplo, dio a conocer el Índice UV solar mundial, una guía práctica en la que emite una serie de recomendaciones para protegerse de la radiación solar.

Recomendaciones básicas en fotoprotección (OMS)
Reducir la exposición durante las horas centrales del día.
Resguardarse bajo la sombra.
Utilizar prendas de vestir que protejan la piel.
Usar sombrero de ala ancha para proteger cara, ojos y cuello.
Emplear gafas de sol con diseño envolvente o con paneles laterales.
Utilizar crema de protección solar de amplio espectro, con un factor de protección solar (FPS) 15+ en abundancia y cuantas veces sea necesario.
Evitar camas solares.
Proteger especialmente a bebés y niños.

Población global adquiere mayor conciencia

 

De acuerdo con la consultora Datamonitor, en 2013 el mercado global de cuidado solar alcanzó un valor de 8.7 billones de dólares (bdd), con las siguientes aportaciones de sus tres principales categorías: productos de protección solar, 5.6 bdd (64%); productos para después de tomar el sol, 1.7 bdd (20%); y productos autobronceadores, 1.4 bdd (16%).

La consultora precisa que los 8.7 bdd del sector de cuidado solar representaron el 10% del mercado mundial del cuidado de la piel, participación que sólo fue superada por cuidado facial con 65% y cuidado corporal con 15%.

Sin embargo, Datamonitor estima que al finalizar el período 2013-2017, los productos para el cuidado solar mostrarán el mayor crecimiento (6.5%) en el mercado de cuidado de la piel, seguidos por cuidado facial (5.5%), cuidado de manos (4.3%), depilatorios y removedores de maquillaje (4.0%), y cuidado corporal (3.6%).

El fortalecimiento del mercado de cuidado solar –a decir de la consultora– obedece a la creciente preocupación de los consumidores por adoptar medidas que los protejan de la radiación ultravioleta. En una encuesta que realizó en 2014, 28% de los estadounidenses dijo estar “muy preocupado” o “extremadamente preocupado” por los daños solares; en Brasil lo manifestó el 42%; en Reino Unido el 18%; en tanto que en Australia el 31%.

Un estudio de Euromonitor señala que por región, en los últimos 20 años Norteamérica ha liderado el consumo (en volumen) de pantallas solares en el mundo; mientras que el crecimiento consistente de Asia-Pacífico y de América Latina les ha valido ocupar a partir de 2012 la segunda posición, y desde 2016 la tercera posición, respectivamente.

La madurez del mercado de Europa Occidental ha hecho que la región muestre un crecimiento mínimo durante el lustro más reciente, por lo que en ese lapso Asia-Pacífico la ha superado, mientras que América Latina la ha alcanzado.

Technavio, por su parte, considera que el mercado global de productos para el cuidado solar registrará en los próximos cinco años un crecimiento mayor al 4%, impulsado por la conciencia de los consumidores respecto a la protección solar, al igual que por las innovaciones de la industria en sus fórmulas.

 

México, un caso para analizar

 

A pesar de que un sector importante de la población de México habita en zonas con altos niveles de radiación solar, y de que en las últimas décadas la incidencia de cáncer de piel en el país se ha incrementado en 500% –cada año se diagnostican entre 2,500 y 2,700 casos, según el Instituto de Nacional de Cancerología– la realidad es que sólo uno de cada 10 mexicanos se aplica protector solar diariamente.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec), en 2012 el consumo anual per cápita de protectores solares en México fue de 0.9 dólares, un monto muy por debajo de lo que registraron países como Brasil (7.3 dólares), Estados Unidos (5.4), Chile, (2.0) y Argentina (1.7).

En el año antes mencionado, los productos de protección solar también se encontraron en los últimos lugares de preferencia (1.1%) en las compras de artículos de cuidado personal de los mexicanos, según información de Canipec.

Algunas de las causas a las que se les atribuye este bajo consumo son la percepción generalizada de que el protector solar sólo se usa cuando se va a la playa, así como la falta de una cultura respecto a la importancia de tomar medidas para protegerse de la radiación solar.

Los esfuerzos realizados en los últimos años por las autoridades y la industria, han provocado que las ventas de protectores solares experimenten un ligero repunte, pues según Euromonitor, mientras en 2009 se vendieron 8.1 millones de unidades, en 2014 la cifra pasó a 10.9 millones de unidades.

Este crecimiento si bien ha sido discreto, también habla del potencial que tiene el mercado de protección solar, tomando en cuenta que aún se requiere implantar una cultura a favor de la prevención y la protección. En este sentido, Canipec ha reconocido que en la medida que se impulsen más campañas para promover el uso de fotoprotectores, en esa proporción crecerá el mercado nacional.

 

El rol de la industria

 

Como lo prevé Technavio, el crecimiento del mercado global de productos para el cuidado solar estará guiado por dos vertientes: la expansión de la cultura entre los consumidores de protegerse de la radiación ultravioleta, y el desarrollo de formulaciones más seguras, eficientes, con mayores prestaciones y con un perfil sensorial más agradable.

La consultora en estudios de mercado, Lucintel, asegura que el mercado mundial de filtros solares, sobre todo los orgánicos (químicos) e inorgánicos (físicos), y en menor medida los de nanotecnología, mantendrán un crecimiento sostenido en los próximos cinco años, no sólo por la demanda de protectores solares, sino también de productos cosméticos y de cuidado personal con FPS.

Hoy en día existe una amplia oferta de filtros orgánicos e inorgánicos que proporcionan distintos niveles de eficacia, estabilidad y versatilidad a la hora de formular productos de protección solar.

Activos de protección solar Capacidad de protección Mecanismo:
Químico (Q) / Físico (F)
  UVA UVB  
Ácido amino benzoico 1 4 Q
Avobenzona 4 2 Q
Cinoxato 2 4 Q
Dioxibenzona 3 4 Q
Ecamsule 4 2 Q
Homosalato 1 4 Q
Mentil antralinato 3 4 Q
Octocrileno 2 4 Q
Octil metoxicinamato 2 4 Q
Octil salicilato 1 4 Q
Oxibenzona 3 4 Q
O Padimato 1 4 Q
Fenilbenzimidazol 1 4 Q
Sulisobenzona 3 4 Q
Dióxido de titanio 3 4 F
Trolamina de salicilato 1 4 Q
Óxido de zinc 4 4 F

Tabla 2. Activos de protección solar aprobados por FDA, clasificados por mecanismo de acción y capacidad de protección en espectros UVA y UVB, donde: 1= protección mínima, 2= protección limitada, 3= protección considerable y, 4= protección extensiva. (FDA, 2013), (EPA, 2006). *Tabla desarrollada por BASF.

 

En los anaqueles se observan protectores solares en crema, loción, gel o aerosol; para pieles secas, grasas, mixtas o sensibles; con resistencia al agua o al sudor; con distintos índices de FPS; así como con protección de amplio espectro (UVA/UVB). De manera gradual, también avanzan las fórmulas naturales o libres de químicos sintéticos.

El reto para las empresas proveedoras, a decir de la consultora Lucintel, será fortalecer la oferta de activos e ingredientes que permitan a los formuladores desarrollar productos seguros, de amplio espectro, con excelentes propiedades de transparencia y dispersión, sin olvidar los beneficios multifuncionales.

¡Tu opinión cuenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

arrow
Translate »