Lo último

Protección contra luz azul, nuevo concepto en cuidado solar

Crece la evidencia de que la ‘luz azul’ proveniente de fuentes artificiales –teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras– tiene la capacidad de provocar daños a la piel. La interacción con los dispositivos electrónicos por largos periodos aumenta el riesgo de padecer, desde estrés oxidativo hasta hiperpigmentación.

Cada vez más personas en el mundo son conscientes de los daños que la radiación UV causa a la piel y a la salud en general a largo plazo. Sin embargo, prestan poca atención a la luz azul, la cual –según nuevos estudios– también puede ser altamente nociva.

La luz azul es un fenómeno que recientemente se ha puesto de manifiesto; para comprenderlo mejor, a continuación daremos una explicación más detallada: el sol emite luz en el espectro electromagnético completo. La radiación se clasifica según la longitud de onda; cuanto más corta sea ésta, mayor será la energía y el daño potencial que puede provocar a la piel y a la salud.

Fuente: Imagine the universe, NASA.

 

Se sabe que la exposición prolongada y no protegida a la radiación UV (longitud de onda entre 280 nm y 400 nm) genera quemadura solar, acelera el envejecimiento prematuro de la piel (aparición de arrugas, manchas, etc.), e incluso puede causar cáncer de piel.

No obstante, hoy en día también crece la evidencia respecto a los efectos que puede ocasionar en la piel otra parte altamente energética del espectro electromagnético, esta es la gama visible con un foco alto en la luz azul.

Lo anterior obedece a varios factores:

 

  • Se localiza de manera adyacente al rango UV-A (la luz azul es el rango entre 400 nm y 500 nm), es decir, también lleva una cantidad considerable de energía con un potencial de daño.
  • La principal fuente natural de luz azul es el sol (contiene todo el espectro electromagnético), seguida de las fuentes artificiales como teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras.

El estilo de vida actual nos obliga a realizar actividades al aire libre, por lo que estamos expuestos a la luz solar; en tanto que en interiores, al interactuar con los dispositivos electrónicos, recibimos de estos una emisión de luz azul. Por lo tanto, podemos decir que casi todo el tiempo estamos expuestos a la radiación de luz azul.

  • La luz azul penetra en la piel a niveles más profundos que la radiación UV, hasta llegar incluso a la hipodermis, aumentando así el daño potencial que puede ocasionar en todas las capas de la piel.

 

Los principales daños que la luz azul puede provocar a la piel, son:

Induce al estrés oxidativo, tanto las especies de oxígeno reactivo (ROS) como las especies de nitrógeno reactivo (RNS).
Debilita la barrera epidérmica.
Causa daño potencial y/o carbonilación de proteínas y lípidos de la piel.
Existe mayor probabilidad de hiperpigmentación.
Daña la matriz extracelular, por lo que conduce al envejecimiento acelerado.

Con base en lo anterior, es fundamental que los consumidores sean capaces de obtener una protección eficaz contra la luz azul.

 

Propuesta de solución

 

La compañía DSM identificó que tener una protección eficaz contra la luz azul era una necesidad que aún no se cubría en el mercado, por ello creó el concepto Protección total en el azul (Taking total protection in to the blue). Este nuevo concepto ofrece una protección más completa e integral contra la radiación: UV-A, UV-B y luz azul.

Con la finalidad de lograr una ‘protección total’, DSM propone una triple capa con tecnologías que trabajan en sinergia para ofrecer óptimos resultados:

En conclusión

 

Es un hecho que sigue creciendo la conciencia entre los consumidores respecto a la protección solar; en este contexto, debe continuar promoviéndose el cuidado de la piel contra la radiación UV, y ahora contra la luz azul, es decir, una protección completa: UVA + UVB + Luz Azul.

 

*Brand Content: contenido técnico-comercial desarrollado por la marca.

¡Tu opinión cuenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

arrow
Translate »