• LO ÚLTIMO

    Neurocosmética para combatir el estrés

    El estrés de la vida diaria, agudizado ahora con la pandemia, se ha vuelto tan rutinario, que pocos reparan en el hecho de que se ha convertido en el principal problema de envejecimiento en los últimos años.

    De forma natural el estrés ayuda a enfrentar situaciones difíciles —según explicó Puri Martínez, CEO de Sensalia Labs— pero una exposición constante al estrés emocional provocado por agentes externos causa envejecimiento prematuro.

    Al liberar adrenalina y cortisol, el estrés desencadena procesos inflamatorios que pueden provocar en el corto plazo problemas de dermatitis, acné o empeorar condiciones ya existentes como la psoriasis o la rosácea.

    “Las células de la piel también son sensibles al estrés y tienen un sistema equivalente al eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, que se estimula tanto por factores ambientales como emocionales. Es decir, la piel también secreta cortisol y otros mediadores frente al estrés, que disparan una cascada de reacciones inflamatorias”, detalló la especialista a Perfumería Moderna.

    La también fundadora de Sensalia Labs, firma española con presencia en México y especialista en neurocosmética, mencionó que en las personas estresadas la barrera cutánea es menos eficaz en la recuperación tras una agresión, y la cicatrización de alguna herida se vuelve más lenta.

    A largo plazo el estrés constante causa el envejecimiento, hace que la piel se vea apagada y aumenta la actividad de las metaloproteinasas, que son las enzimas que degradan el colágeno. A su vez, esto genera la aparición de flacidez y arrugas.

    La piel y el sistema nervioso

    Para nadie es un secreto que la piel refleja el estado de ánimo mental y emocional de las personas. Muchas emociones se manifiestan en la piel: la palidez, el sudor, el ruborizarse, tener los pelos de punta, entre otras.

    Además, la piel recibe sensaciones a través de estímulos externos del medio ambiente, las cuales están directamente conectadas al sistema nervioso central. Esa conexión entre cerebro y piel se realiza en el circuito neuroinmunoendocrino mediante neurotransmisores.

    “La neurocosmética, por tanto, tiene como objetivo la aplicación de productos que mejoren el aspecto de la piel, dando especial importancia a la influencia que el sistema nervioso tiene en ella”, dijo Puri Martínez.

    En los últimos años, la neurocosmética ha avanzado en el estudio de la influencia del cerebro en el estado de la piel. Sensalia Labs creó en 2019 la marca Facialderm, que une dermatología y neurociencia para desarrollar una línea de productos antiestrés facial y antiedad.

    La línea Neurocosmética Antiestrés Facial y Antiedad, disponible en México, incluye siete productos: Sérum 01 Lifting. Reafirma, Sérum 02 Reparador, Sérum 03 Antimanchas, Sérum 04 Reductor de Poros, Sérum 05 Antipolución, Crema C1 Antiedad para piel normal a seca, y Crema C2 Antiedad para piel mixta o grasa.

    Verónica Alcántara

    Staff PM

    ¡Tu opinión cuenta!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Back to top
    Translate »