LO ÚLTIMO

Desinfectantes de manos en la era del COVID-19

A partir del brote del coronavirus (COVID-19) en China y su propagación a más de 180 países, la escasez de productos desinfectantes y jabones para manos no se ha hecho esperar en todo el mundo. Ahora los fabricantes tienen un gran reto y la oportunidad de innovar.

La producción y venta de desinfectantes ha ido en aumento desde que en 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió nuevas pautas para el uso de desinfectantes de manos a base de alcohol para hospitales, población en general, y en especial para los habitantes de países de escasos recursos económicos.

En aquel año la epidemia de influenza A (H1N1) provocó que a nivel mundial se dispararan las ventas de geles y jabones antibacteriales al ser una solución recomendada por las autoridades de salud para combatir la propagación del virus.

Sin embargo, a diferencia de 2009 en que la demanda aumentó para luego estabilizarse, con el nuevo virus SARS-Cov-2 o COVID-19 la situación es distinta, pues se anticipa que la necesidad de sanitizantes y jabones para manos continuará al alza, al menos hasta que se logre desarrollar una vacuna.

La consultora Arizton prevé que el mercado de desinfectantes de manos alcanzará un valor de 11,600 millones de dólares al cierre de 2020; y tendrá un crecimiento de 600% hacia el 2021.

Pero la demanda de productos de higiene y limpieza del hogar también ha sido impactada por la pandemia. Un análisis de mercado de Technavio pronostica que el mercado de jabón líquido para manos alcanzará 2,390 millones de dólares hacia 2024.

En México, una encuesta realizada por Statista en marzo de 2020, reveló que el 46% de los participantes había comprado más blanqueador con cloro de lo habitual como medida de prevención contra el COVID-19. Del mismo modo, el 38% había comprado cantidades adicionales de gel antibacterial. El jabón líquido para manos también se encontraba entre los productos más buscados con un 34%.

La pandemia ha cambiado, al menos momentáneamente, a varias industrias. Marcas como L’Óreal y LVMH han reconvertido sus líneas de producción para fabricar sanitizantes para manos. Los fabricantes de cerveza como Grupo Modelo en México también están elaborando geles desinfectantes para donar a entidades médicas y de gobierno.

Proveedores de insumos y empresas químicas como Dow, BASF, Ineos y ExxonMobil incrementaron su producción de sanitizantes, o se han reinventado para contribuir a detener el contagio por COVID-19. Incluso Ineos y ExxonMobil anunciaron la construcción de nuevas plantas para producir estos desinfectantes.

Otras firmas como Unilever, P&G, Henkel o Johnson & Johnson, por mencionar algunas, han registrado ventas récord en los últimos meses, aunque también han experimentado desabasto en sus cadenas de suministros debido a la inactividad provocada por la pandemia en países como China.

Además, en todo el mundo ha aumentado la producción de alcohol isopropílico y de etanol, este último recientemente aprobado por autoridades de salud para su uso en productos desinfectantes.

Formulaciones recomendadas

Todavía se sabe poco acerca del nuevo coronavirus, sin embargo, los hallazgos recientes muestran que los tiempos de incubación van de dos a 10 días, y lo que facilita su propagación de persona a persona es su persistencia en superficies contaminadas.

El SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), el MERS (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) y otros coronavirus pueden permanecer activos en superficies de metal, vidrio o plástico hasta por nueve días, pero se pueden inactivar de manera eficiente con procesos de desinfección mediante etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno al 0.5% o hipoclorito de sodio al 0.1% en un minuto, de acuerdo con la Healthcare Infection Society.

La OMS cuenta con una guía para empresas que se dedican a la fabricación de sanitizantes para manos. La fórmula recomendada es 80% de etanol, 4% de solución de peróxido de hidrógeno y 15% de agua.

A la fecha las autoridades sanitarias de cada país como la Food and Drug Administration (FDA), la European Medicines Agency (EMEA) también publicaron guías para la formulación y aceleraron el proceso de aprobación de productos para la higiene de manos, así como desinfectantes y sanitizantes tanto para uso médico como para la población en general (https://bit.ly/3bo2f8Y). Incluso la FDA y la Health Canada publicaron listados de productos aprobados por su eficacia en la inactivación del COVID-19.

Productos que marcan diferencia

El estado de emergencia que se vive en el mundo ante otros posibles brotes, ha sido el impulsor de productos innovadores. Grupo AIEn, a través de su marca Cloralex, anunció que en breve lanzarán un producto sanitizante on the go, que será sólo para el mercado mexicano.

La firma también tiene presencia en Estados Unidos y Centroamérica, pero México es su principal mercado, ya que tiene presencia en ocho de cada 10 hogares del país, según datos de Kantar Worldpanel.

Marcas internacionales como la británica The InKey List está desarrollando una crema de manos antiviral (no antibacterial), que tendrá beneficios hidratantes para contrarrestar la resequedad que provocan los productos a base de alcohol. El nuevo producto saldrá al mercado en el verano de este año.

La marca The Palm of Feronia está produciendo Peridot, un spray para desinfección de manos que lleva en su formulación cristales naturales de peridoto, una piedra que se asocia a la curación y purificación; aventurina, la piedra de la compasión y la empatía; y ágata azul, piedra de la esperanza, la armonía y la paz. Contiene más de 60% de alcohol puro, aceites de romero y eucalipto, árbol del té y lavanda.

Por su parte, la empresa de activos para cuidado personal Minasolve, publicó en su sitio web una guía de formulación para jabones de manos con propiedades hidratantes (https://bit.ly/2WTk8Yi).

Otra innovación que surgió a raíz de la pandemia es Snappd, de Lifestyle Packaging, que va más enfocada al mecanismo de dispensación del desinfectante a base de alcohol. El nuevo desarrollo se activa con una mano al mínimo contacto con el empaque. Además se trata de una solución amigable con el ambiente.

A finales de febrero, P&G lanzó su línea de productos antibacteriales Microban 24 para la desinfección del hogar, que mata 99.9% de bacterias y mantiene protegidas las superficies durante 24 horas.

Queda mucho por saber acerca del nuevo virus, sobre todo de un tratamiento efectivo y una eventual vacuna; mientras tanto, la única forma de reducir el riesgo de contagio es mediante la higiene de manos y de superficies. Al menos en los próximos dos años este mercado seguirá al alza e innovando.

Verónica Alcántara

Staff PM

¡Tu opinión cuenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top
Translate »