• LO ÚLTIMO

    Bienestar le da forma al cuidado del hogar en 2021

    Foto: Thirdman/Pexels

    Después de un año donde la emergencia sanitaria mundial cambió drásticamente el estilo de vida de las personas, el cuidado del hogar tomó un lugar preponderante en la vida de los consumidores. Así lo señala Mintel en su informe global ‘Household Care Trends 2021’.

    “Las marcas de cuidado del hogar ahora tienen la oportunidad de desempeñar un papel más influyente en la vida de los consumidores al posicionar el desarrollo de nuevos productos (NPD) que ayuden a la salud y al bienestar mental, y promuevan el cambio social llamando la atención y actuando sobre las desigualdades de la sociedad”, dice Emilia Tognacchini, especialista en la industria de cuidado del hogar en Mintel.

    El informe enfatiza que el COVID-19 ha fomentado el compromiso hacia los productos para el cuidado del hogar, lo que significa que las marcas se encuentran en una posición única. Estas compañías han sido aliados cruciales para los consumidores durante la pandemia. Han mantenido a las personas seguras y también han ayudado a crear una atmósfera más cómoda y relajante mientras la gente pasa más tiempo en casa.

    La realidad es que el cuidado del hogar se ha convertido en un sinónimo de autocuidado. Ya no se trata solo de una tarea diaria, sino de algo relacionado con la seguridad y el bienestar personal y comunitario».

    Por ejemplo, si la pandemia ha traído consigo el incremento de desechos sanitarios, los consumidores no están dejando de lado la sustentabilidad. Al contrario, están buscando empaques sustentables y formulaciones amigables con el ambiente también en los productos para la limpieza de la casa.

    Emilia Tognacchini destaca que la preocupación por la seguridad de los ingredientes utilizados en los productos de limpieza sigue siendo un tema central para la gente.

    Se anticipa que habrá una mayor demanda de productos de limpieza ecológicos y menos agresivos para la salud. Esto está llevando a las marcas de cuidado del hogar a explorar soluciones inspiradas en la naturaleza.

    “Al mismo tiempo, el enfoque del consumidor en el bienestar integral comenzará a reemplazar las preocupaciones centradas en la higiene, y desempeñará un papel fundamental en el fortalecimiento de la demanda de productos para el cuidado del hogar diseñados no solo para proporcionar eficacia de limpieza, sino también para respaldar el bienestar físico y emocional de los consumidores”, afirma Tognacchini en el blog de Mintel.

    Hogar seguro, hogar sereno

    Mientras los niveles de estrés siguen al alza, las marcas de cuidado del hogar deben asumir el compromiso de ofrecer productos que favorezcan la preservación del bienestar físico y mental.

    Durante la pandemia los productos de limpieza han tenido un rol fundamental en la seguridad de los consumidores. A su vez, la gente busca una garantía de que al matar el coronavirus y prevenir su propagación, lo hacen con productos adecuados. Ofrecerles productos certificados para eliminar el SARS-CoV-2 les dará una seguridad extra.

    “El estilo de vida en confinamiento presenta una oportunidad única para que las marcas desarrollen un marketing más emocional en torno a las actividades saludables y los limpiadores especializados que requieren”, afirma el reporte.

    Hoy los consumidores están realizando todo tipo de actividades en casa para mantenerse saludables física y mentalmente, por lo que se espera un aumento en limpiadores especiales para tareas o lugares específicos.

    Tecnología y salud

    A medida que la pandemia obligó al confinamiento y a la baja interacción social, las herramientas tecnológicas como aplicaciones para teléfonos y relojes inteligentes se han vuelto más populares.

    Según las previsiones de Mintel, esas aplicaciones que monitorean los niveles de sueño, dieta o ejercicio son un primer paso. Se espera que este tipo de herramientas basadas en datos se utilicen ahora para monitorear las tareas del hogar, el control de gérmenes, e incluso el gasto calórico de las personas al realizar las tareas domésticas.

    “Para las marcas, esto sugiere una serie de oportunidades de asociación que forjarán vínculos más fuertes entre el cuidado del hogar y el bienestar”, destaca el informe.

    El bienestar se ha transformado en un estilo de vida, una cultura. Ahora la dieta, el ejercicio, la meditación, la reducción de la exposición a toxinas, e incluso la limpieza, son componentes de la rutina de bienestar.

    Pero el bienestar individual no lo es todo. Si algún aprendizaje ha dejado la pandemia es que la salud de los vecinos o de la comunidad afecta al bienestar personal.

    Recomendaciones

    Ayudar a los consumidores a nivel local. Las marcas pueden ayudar a la gente a tomar decisiones desarrollando nuevas herramientas que rastreen el virus y le digan dónde puede localizar productos difíciles de encontrar.

    Centrarse en tareas específicas de cuidado del hogar. Los consumidores están realizando más tareas domésticas como cocinar, manualidades, ejercicio. Estas actividades representan una oportunidad para ofrecer productos especiales para esas tareas a medida que la gente se adapta a la nueva normalidad.

    Promocionar el cuidado del hogar como actividad de bienestar. Para las personas el cuidado del hogar es claramente una forma de restaurar la normalidad, y sobre todo en momentos de estrés. Una oportunidad para las marcas es aprovechar las aplicaciones fitness/bienestar para incorporar las tareas del hogar como una forma de bienestar.

    Posicionar a las marcas como aliadas del bienestar. Cada vez más aspectos de la vida diaria son impactados por la salud y el bienestar. Las marcas pueden aprovechar esto para posicionarse como aliados de la salud comunitaria y mundial.

    Adaptarse a las nuevas expectativas de los consumidores. Cada vez son más los consumidores que demandan que las marcas de cuidado del hogar tengan iniciativas de sustentabilidad. Poco a poco también deberán ir ampliando la variedad de problemáticas en las que se involucran como la igualdad de derechos u otras causas sociales.

    Hacer que la sustentabilidad sea accesible para todos. Para que las iniciativas de sustentabilidad tengan el máximo impacto, todos deben poder participar. Las marcas deben animar a diferentes generaciones a compartir habilidades y conocimientos para involucrar a comunidades enteras en movimientos sustentables.

    Marcas responsables

    Al ganarse un papel central en la estrategia de seguridad y salud de los consumidores en medio de la crisis sanitaria, las marcas de cuidado del hogar tienen una responsabilidad adicional: Educar a los consumidores.

    Los avances tecnológicos ya de por sí están empoderando a los consumidores, quienes cada vez están más informados sobre los productos que compran. Hoy las marcas pueden asumir un rol más proactivo para enseñarles cómo aprovechar al máximo los productos que utilizan y adoptar nuevas rutinas de cuidado del hogar.

    También están en una nueva posición como líderes para el impulso del cambio social. Las marcas de cuidado del hogar se han beneficiado de la confianza de los consumidores. Ahora tienen una voz de autoridad para luchar contra la información errónea y ayudar a los consumidores a diferenciar entre la información correcta e incorrecta.

    Esa misma confianza de los consumidores en las marcas, las coloca en una posición que les permite también ayudar a cerrar las brechas y apoyar a comunidades pobres o iniciativas de alfabetización digital.

    El informe ‘Household Care Trends 2021’ de Mintel advierte que el impacto de la pandemia en los comportamientos y actitudes de los consumidores se sentirá durante muchos años y que las marcas deberán prepararse para enfrentar esos cambios si desean mantenerse competitivas.

    Verónica Alcántara

    Staff PM

    ¡Tu opinión cuenta!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Back to top
    Translate »